El pasado 22 de Marzo Adobe anunciaba a través del Twitter oficial de Adobe Photoshop (@Photoshop) la publicación de su versión BETA perteneciente a la versión CS6 de su tan conocido programa de diseño. Los que querais probarla podéis descargaros su instalador a través de Adobe Labs o pinchando en el siguiente enlace. A continuación os muestro mis primeras impresiones probando estos dias la nueva versión de Adobe Photoshop CS6.

Lo que más llama la atención es la nueva interfaz con nuevos iconos y un nuevo entorno de trabajo con un tono muy oscuro. Si bien Photoshop CS6 trae la opción de cambiar la intensidad de “negro” segun la necesidad y gusto de cada uno hay que reconocer que la version ‘black‘, por llamarla de alguna manera, muy del estilo a Adobe After Efects, luce estupendamente:

A parte de las novedades en el aspecto 3D que personalmente no utilizo demasiado y algunas mejoras en la disposición de la información y tratamiento de los objetos destaco dos novedades por encima del resto.

La primera, sin duda, es la herramienta desenfoque y sus nuevos filtros para aplicarlo. Me ha sorprendido gratamente el denominado “Tilt-Shitf” que aplica un efecto de desenfoque al estilo captura de cámara profesional, por decirlo de alguna manera (que me disculpe Alín Oancea, no soy experto en terminología fotográfica).

El otro aspecto es la organización en las capas. Para los chicos “ordenados”, como yo, con Photoshop CS6 podemos respirar aliviados ya que ahora podemos filtrar nuestras búsquedas en nuestra pila de capas. De esta manera, encontrar esa capa traicionera resultará mas fácil. Podemos filtrar por nombre, estilos, color… y muchas otras opciones.

También podemos observar más mejoras como los estilos de párrafo o caracter o el tratamiento de objetos vectoriales. Todas ellas se pueden analizar con detenimiento dentro del desplegable superior que trae Photoshop para analizar una por una las novedades de esta nueva versión.

Un apunte a destacar también. Se nota una gran mejora en el rendimiento de la aplicación. Comparándola con su versión predecesora (CS5.1) se siente mucho más liviana y ágil sin tener un ordenador de alta gama. Dos ejemplos muy clarificativos. Antes escribir un texto con Photoshop o manejar varias imágenes a la vez dentro del mismo documento, ni hablamos si son de alta resolución, era una odisea. Ahora puedo escribir y mover imágenes de manera fluida.

Sin más, a esperas de que los resultados y las críticas de los “testers” hagan de la versión final de Adobe Photoshop CS6 el buque insignia de herramientas de diseño gráfico.